Gongusita

17 años acompañando y enseñando, esta viejita mañosa y sabia, posa para quedar inmortalizada en esta pintura de luz.

Versiones de GNU / Linux Antiguas

Excelente sitio para descargar archivos ISO de muchisimas antiguas versiones de Linux para testear, conocer, instalar en una maquina virtual, etc ..

1998 : 32-bits PC (Intel x86) operating system    (Checksum sha256sum)

EL sitio en question es https://old-linux.com/

Amor y Locura

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.

Cuando El Aburrimiento había bostezado por tercera vez, La Locura como siempre tan loca, les propuso:
¿Vamos a jugar a las escondidas?

La Intriga levantó la ceja intrigada y La Curiosidad sin poder contenerse
preguntó: ¿A las escondidas? ¿Y cómo es eso?

Es un juego, explicó La Locura, En que yo me tapo la cara
y comienzo a contar, desde uno a un millón mientras ustedes se esconden y cuando
yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre ocupará mi
lugar para continuar el juego.

Continuar leyendo

El gordo triste

Por su pinta poeta de gorrión con gomina,
por su voz que es un gato sobre ocultos platillos,
los enigmas del vino le acarician los ojos
y un dolor le perfuma la solapa y los astros.

Grita el águila taura que se posa en sus dedos
convocando a los hijos en la cresta del sueño:
¡a llorar como el viento, con las lágrimas altas!,
¡a cantar como el pueblo, por milonga y por llanto!

Del brazo de un arcángel y un malandra
se van con sus anteojos de dos charcos,
a ver por quién se afligen las glicinas,
Pichuco de los puentes en silencio.

Por gracia de morir todas las noches
jamás le viene justa muerte alguna,
jamás le quedan flojas las estrellas,
Pichuco de la misa en los mercados.

¿De qué Shakespeare lunfardo se ha escapado este hombre
que un fósforo ha visto la tormenta crecida,
que camina derecho por atriles torcidos,
que organiza glorietas para perros sin luna?

No habrá nunca un porteño tan baqueano del alba,
con sus árboles tristes que se caen de parado.
¿Quién repite esta raza, esta raza de uno,
pero, quién la repite con trabajos y todo?

Por una aristocracia arrabalera,
tan sólo ha sido flaco con él mismo.
También el tiempo es gordo, y no parece,
Pichuco de las manos como patios.

Y ahora que las aguas van más calmas
y adentro de su fueye cantan pibes,
recuerde y sueñe y viva, gordo lindo,
amado por nosotros. Por nosotros.

Viraje

Apartir de este espacio en el tiempo, tengo la intención de virar este blog hacia la fotografía, así que iré subiendo mis trabajos en esta materia.

Sudor y Lagrimas

Hechos románticos de amenazas abstractas, demasiado noble para el abandono.
No más cuentos de hadas, ni mentiras piadosas.
Demasiado estilo al dormir, sediento en la cama, solo bebo tu sudor y lagrimas.
Mullidas almohadas de lana, que parecen de alambre, dolor de cabeza y gritos.
Perfumes absurdos mezclados con humo, y en tu espalda un epitafio,
Aquí permanecen los restos de una pasión.
Voy a robarle un rayo al sol, tal vez dos o tres, y a quemarte con ellos.
Pido perdón por haberte mirado. No te despidas sin antes vestirte.
No influyas en mí con tu influjo menguante, si es mentira que tu piel huele a mentira.
No tengas piedad de ser quien no eres, no tropieces con mi egoísmo.
Vulnerable el que respete las piedras que hay en tu camino.
Tembloroso y obsesivo, inmutable y tranquilo, Soñé.

Insomnio leal

Sentado frente a su ansiedad, se sintió muy cómodo.
La ausencia que estaba presente, lo miraba atónita.
Las dudas ya grandes y maduras lo desaprobaban (meneando la cabeza)
Nunca se supo de donde saca el valor para no arriesgarse.
Es otro día infiel, pensó mientras recordaba la noche anterior.
Sentía venir y sabía que tronaría un escarmiento.
Con la esperanza vacía, y lleno de fe, respiro profundo.
Prometió estarse alegre, pero se supo incapaz, no es fácil cuando se esta lleno de culpas.
Cruel es el recuerdo que no quiere exiliarse, y lo recorre ya casi por instinto.
Era endémico tomar malas decisiones, se propuso no tener presteza la próxima vez.
Un te verde, una Melba y el insomnio de una noche forjaron nuevamente su caparazón.

Sueños Agradables

Soy feliz con el azul de mi camisa,
amo, cuando bebo hasta muy tarde,
la luna, y mi sombra delante de mí somos tres,
en esta noche insondable cuando los nombres y las cosas se ignoran,
su recuerdo no es un secreto sino un atisbo,
corazón que no da muestras de vida a menos que una mano tire de sus hilos,
el aroma de cabellos muy rubios y muy finos,
lejano perfume de anís y tardes de tormenta,
enciendo una vela,
voy a llorar sin prisa,
que al misterio no encona,
mi alma tomó la forma de esa botella,
la noche me traiciona,
mis hombros no soportan el peso de sus alas,
ella es para soñar.